martes, 12 de septiembre de 2017

Reseña 94: Mutación


Robin Cook recrea aquí el fascinante mito de Frankestein, situándolo en la época actual, al tiempo que propone una honda reflexión sobre el uso indebido de la ingeniería genética. El doctor Victor Frank, ginecólogo e ingeniero biomolecular, desea tener un hijo con su esposa, que padece infertilidad. Para conseguirlo, Frank decide utilizar su propio esperma y un óvulo de ella. Pero no se limita a eso, sino que posteriormente manipula genéticamente el embrión a efectos de crear un ser superdotado.







Hace mucho tiempo antes de tener el blog me compré casi todos los libros de Robin Cook que es un escritor que me gusta mucho.

Aquí nos encontramos con una historia que nos muestra los peligros de la mutación genética y la manipulación de los fetos.

Para mí Cook, es el rey del misterio junto a otros escritores que no conozco en la realidad.

Es una novela cuya trama como os he contado antes muestra los peligros de la mutación de la genética y también de la manipulación de los genes. ¿Quién quiere un niño perfecto? Quizás esto sacado de contexto muchos dirían “yo” pero no sabemos que problemas puede atraer.

Cuando Víctor, toquetea los genes de su futuro hijo no sabe que peligros atraerá, él está muy feliz a la hora de tener un hijo sano y diferente.

Esta novela me gusta porque tiene una base diferente a los “virus” que normalmente nos muestra este polifacético autor. En este caso, la base que me enseña que toda la ciencia no puede ser realmente buena. ¿Hasta dónde está dispuesto el ser humano en probar la ciencia?

Como siempre me pasa, son libros que se leen con facilidad y son entretenidos, en esta ocasión me duró ni 24 horas. Está escrito en tercera persona.

Los protagonistas de esta historia son: Victor padre y VJ, ambos nos darán dos versiones diferentes de la misma historia.

Los secundarios, Mary, David o Marsha.

En resumen, Mutación, es una novela de misterio, que nos habla de manipulación del genoma humano y que nos sumergirá en un thriller muy intenso.



2 comentarios:

  1. Leí este libro hace mil años, cuando aún estaba en el instituto, si mal no recuerdo. Me lo recomendó una amiga, y me sorprendió mucho. Aunque no era en absoluto el tipo de historias que yo acostumbraba a leer, me enganchó y me gustó un montón. Todavía recuerdo la mayor parte de la trama, y eso que hace muchísimo tiempo que lo leí.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar, eso sí te pido respeto para mí, la entrada y también el autor o autora.